domingo, 1 de diciembre de 2013

Tenía ganas

Solo un poco de entusiasmo
ya sabes;
respirar esa tranquilidad diestra
que termina,
desaparece cuando todo va mal.
Tenía ganas,
exhibir mi cara al mundo
sin anuncios propagandistas
de compra-venta.
Llueve, nos volvemos mansos,
manta y algo de maíz tostado,
pero nuestra ciudad
siempre será salvaje.
Parece imposible recordarnos,
si vieras lo mal que lo he podido hacer,
lo bien que lo he llegado a poder hacer.
En mis horas ha entrado mucha gente
desbordando promesas,
todas a cambio de un millón de cadáveres.
Me han dejado seca,
y aquí todo huele a muerte.
Pero ahora vienes caminando
desde el fondo de mi vida
haciendo del beso un verso,
te deslizas por mi cuerpo
me dejas conocerte,
ahora si que tengo ganas,
tengo ganas de todo el entusiasmo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tengo ganas... de no parar de leerte!

Publicar un comentario