sábado, 13 de octubre de 2012

Le miré los ojos al cielo


Le miré los ojos al cielo
y me quedé con las ganas
de probar su silencio,
de besar sus luceros,
de apoyarme en su vientre
dónde florece el prístino verso

2 comentarios:

Tere dijo...

Pequeño y bello verso, te felicito Eli y e animo a seguir adelante porque tienes duende. Besos

Elisabeth dijo...

Muchas gracias...

Publicar un comentario