viernes, 12 de octubre de 2012

A veces soy un trocito de lluvia


A veces soy un  trocito de lluvia
que resbala por los muslos de la gravedad
hasta llegar al suelo y convertirme en fango.
Luego llega un astro que me hace piedra,
una senda entre montañas preñadas de historia
que algunas bestias me cuentan en lengua muerta.
También hay una ave que bucea entre las nubes
fisgando el correo de un cielo en estado anémico,
una casa que fue ruinas que mañana será inmueble,
muchos pies de terciopelo frisando la posteridad,
aplaudiendo a la inmortalidad que quizá nunca llegue.
¡qué más nos da!
Si aún gozamos algarabías de un presente irreversible,
si aquello que esta muerto quizá aún pueda vivir.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Creas cosas realmente preciosas! Ánimo y sigue así!

Elisabeth dijo...

Muchísimas gracias!

astaghfirullah dijo...

"...es que ya no silban cascabeles
en la aurora.../...y aunque amanezcamos muertos,
subastarán nuestra utopía"

Elisa..
es un placer leerte; te sigo,
por prescripción facultativa
de Amelia.

Elisabeth dijo...

Muchas gracias :)

Otto dijo...

hola, soy josé angel, antes fui astaghfirullah, y ahora otto...
es para no liarte. Escribo poemas para seguir de pie, si gustas?

http://paroledesable.blogspot.com.es/

Publicar un comentario