lunes, 27 de agosto de 2012

Luché contra la luna, morí entre los muslos de la noche


Luché contra la luna,
morí entre los muslos de la noche…
Si, la tristeza me hizo mujer,
medio hombre
con las manos desvestidas y etéreas
sin mas arena que arrojar sobre la playa.
Me hizo la garganta ciega,
me despedí de tu voz entre el zumbido de una mosca,
quedó sangre entre mis labios,
sabor de una guerra apasionada.

2 comentarios:

Teresa dijo...

Enhorabuena, me sigue encantando leerte. Gracias

Elisabeth dijo...

Gracias a ti Teresa, por leerme... Un abrazo!

Publicar un comentario