lunes, 18 de junio de 2012

Nostalgia


Aprender a morir contigo
como un olivo expatriado de su arena.
Eres el polvo del verso incendiado
que alumbra aún más a las auroras.
La elipsis de un sueño eterno,
el beso de una muerte elegante,
el funeral del entretiempo.
Aprender a vivir contigo
allende del placer de lo infinito.

1 comentario:

Teresa dijo...

Corto pero intengo, precioso, me gusta mucho como escribes. Hasta pronto!!!

Publicar un comentario