miércoles, 22 de febrero de 2012

La locura microscópica


Cuando las hormigas de fuego corretean por las tripas
la hiel es la cortesía que en la noche nos mantiene despiertos
para no morir en alma y seguir olisqueando el infinito.
Así despierta una por la mañana enredada en su propia biografía,
buscando entre las sábanas el limite de ésta locura microscópica.

2 comentarios:

Kurioso-man dijo...

Hola. Dado que rezumas surrealismo ecléctico mezclado con unas gotas de tristeza y no sé que más, tu texto me ha llegado al alma. No he comprendido ni papa, dado que lo mío son las armonías musicales, pero tu verso promete. En cuanto tenga tiempo, te digo algo más.
Un saludo.

Elisabeth dijo...

¡Que alegría! Muchas gracias por leerme, ha sido un placer ver que a alguien le ha llegado al alma lo que escribo, me ha encantado tu valoración y por supuesto recibiré con los brazos abiertos las siguientes. Un saludo.

Publicar un comentario